Un rinconcito para nuestras letras... desde el corazón

30 enero 2009

Un nuevo horizonte



Un nuevo amanecer se acerca
y las luces doradas del cielo
me acompañan en esta fría madrugada

Los hielos de mi alma
se derriten al calor de la vida
y el agua se confunde con las sales
de mis últimas lágrimas derramadas

Un nuevo sol se levanta
Majestuoso emperador de los cielos azules,
que reconforta con su calor
Mi corazón herido de dolor

Las brumas que nublaban mi mirada
se disipan con nuevos vientos de esperanza
Y una voz amiga me susurra a mi lado…


“No temas…amanecerá también mañana”

No hay comentarios: