Un rinconcito para nuestras letras... desde el corazón

16 marzo 2009

Mi araña insaciable

Mi mano,
cual araña
de cinco patas,
bajando desde tu hombro,
explorando
centímetro a centímetro.

Araña insaciable
y curiosa.
Me miras,
entrecerrados tus ojos
y tu boca abierta,
y miras a la araña
que afanosa camina,
hasta encontrar
tu húmedo lugar,
que vibra sin control.

Te abandonas a mis manos,
a mis brazos, a mi lengua;
te abandonas y susurras
gloriosos sonidos de placer.
Te das vuelta con afán
y me ofreces esa espalda
ondulada y suave guitarra
que tomo ansioso.

Música de amor,
o amor de música
en tu espalda de primor.
Veo tu inquieta nuca,
y tus vellos erizados
por los besos que te doy.

¿Qué me dices, ángel mío?,
¿qué susurras sin sentido ?.
Dímelo aquí más fuerte.

Pídeme más besos;
dámelos suavemente,
temblorosamente los tuyos.

Perplejo
15-3-09

No hay comentarios: