Un rinconcito para nuestras letras... desde el corazón

29 septiembre 2009

Te pido un favor...



Te pido por favor…

Préstame un instante tus alas

Así podré volar lejos por el cielo

donde nunca

me encuentre la tristeza

donde nunca

el sol no halle mis sombras

y la luna olvide mi existencia.


Te pido por favor…

Que no enciendas las hogueras,

Que tus ojos sean ciegos

a mis lágrimas de tristeza

No me veas llorar en silencio

Hoy Tengo desnudas,

el alma y las penas.

22 septiembre 2009

Pasa...


Se enciende el sol

y despiertan las flores,

se torna música el viento

y amanecen los sueños.


Colorea la aurora

con aroma de pétalos,

palomas y gorriones,

cristalinos océanos.


Acuarela el jardín,

estrellas del firmamento,

los árboles, sus ramas,

redibujan el tiempo.


Todo se torna reluciente,

se renuevan las formas,

las sombras se vuelven cielo

y la luna, más hermosa.


¿Por qué sucede esto?

¡vaya pregunta loca!

pasa porque te quiero

mi vida, mi amor,

mi heroe eterno...



14 septiembre 2009

Negación absurda





Estas en mi mente
todo el tiempo presente
Y aunque se que estas lejos
el calor de tu recuerdo me envuelve.

Mis labios se niegan
a olvidar el sabor de tu boca
Mi piel se niega
a olvidar las caricias de tu piel

Cada día siento más tu ausencia
Y me ahogo en música y letras
en un vano intento de no pensar
Pero no puedo… tal vez sea que no quiero.

Mi mente me dice
que es mejor dejarte marchar
Pero mi corazón,
mi piel,
mis labios
se niegan a escuchar.

07 septiembre 2009

El milagro de la mañana




El alba, dama solitaria
Descorría con sus dulces manos
Los velos pesados
De la oscura noche pasada.

Con aires misteriosos…
Inquieta la bella dama,
abría los párpados del sueño,
que se desperezaba.

Las estrellas, brillantes y frías,
hijas luminosas de la luna,
huían como vírgenes turbadas
del firme avance del sol que llegaba.

El sol avanzaba firme
Sonrojando a su paso
Montañas y valles,
Lagunas y quebradas.

Y abrieron sus labios
los pálidos silencios
Y la música nueva
Llenó los oídos del hemisferio.

Y yo estaba allí…
Estupefacta ante tanta belleza
del milagro del amanecer
…encuentro del sol y del alba

Ante mis ojos nació
Una nueva mañana
con una frescura perfecta,
pálidos ojos azules
y porte de princesa.